Publicaciones en la SEBAP

Perspectivas económicas para el 2019: condiciones financieras, geopolítica y populismos

#DebateSebap con Enric Fernández, Oriol Aspach i Clàudia Canals

El pasado miércoles 19 de diciembre en la sede de la Sociedad Económica Barcelonesa de Amigos del País (SEBAP) celebramos el último #DebatSebap del año titulado 'Perspectivas económicas para el 2019: condiciones financieras, geopolítica y populismos'. En el acto participaron Enric Fernández, director y economista jefe de Caixabank Research; Oriol Aspachs, director de macroeconomía y mercados de Caixabank Research; y Clàudia Canals, economista senior de Caixabank Research; y fue moderado por el economista Martí Parellada, presidente de la comisión de Economía de la SEBAP y director de proyectos de la Fundación CYD.

'CaixaBank Research es actualmente una de las instituciones que genera más conocimiento económico de nuestro país y que, además, lo hace con una clara voluntad de divulgación' afirmó Martí Parellada al inicio del acto. Con el objetivo de compartir este conocimiento y encarar los retos de presente y futuro, las dos instituciones hemos sumado esfuerzos para presentar conjuntamente el Informe Mensual - Dossier, publicación periódica que analiza la coyuntura económica española, europea e internacional, profundizando en cada edición en una temática clave de la actualidad.

El impacto de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el Brexit y la política italiana son tres de los factores más relevantes de incertidumbre para el 2019. Sin embargo, Enric Fernández quiso enviar un mensaje de optimismo, prediciendo un creiexement económico global del 3,5% para el 2019. Aunque los factores de incertidumbre mencionados forman parte de una corriente general y estructural que es el auge de los populismos en todas partes, los economistas trabajan con unos escenarios donde el sentido común predomina.

En este sentido, con respecto a la guerra comercial, creen que existe margen de acuerdo de cara a las elecciones presidenciales del 2020 en EEUU, tal y como se intuye tras los 90 días de tregua pactados en la cumbre del G-20 celebrada en Argentina. En cuanto al Brexit, aunque la probabilidad que los economistas otorgan a la aprobación del acuerdo actual entre el Reino Unido yla UEes del 50%, el escenario que gana peso no es el de una salida desordenada , sino un Brexit en diferido (que el Reino Unido retire el artículo 50 y que haya más tiempo para la negociación). Y finalmente, en cuanto a la política italiana, ya hay indicios de una rebaja de las tensiones entre Italia yla Unión Europea, lo que demuestra la opción del gobierno italiano a ser pragmático y no arriesgarse a fomentar aún más la inestabilidad financiera y la consecuente crisis de la economía doméstica.

Sin embargo, hacia finales del año próximo y a principios de 2020, se espera una desaceleración de la economía de Estados Unidos debido a la extinción del efecto del impulso fiscal y a la normalización de la política monetaria. Además, tal y como indicó la economista Clàudia Canals, China hace años que está inmersa en un cambio de modelo productivo más centrado en el consumo interno y los servicios que, según los expertos, puede conllevar un crecimiento menor, más sostenible pero susceptible a desequilibrios económicos; y que sumado a las tensiones financieras de la economía emergente más importante del mundo y la segunda potencia económica mundial puede hacer tambalear la economía mundial.

En su turno, Oriol Aspachs habló de Europa y, más concretamente, de España. Aunque las perspectivas son moderadamente optimistas, con una previsión del crecimiento europeo ligeramente por debajo del 2%, hay que trabajar para hacer frente a los retos sociales, macroeconómicos y financieros para luchar contra el auge de los populismos, que es la principal causa de incertidumbre y un factor importante de desaceleración económica. En este sentido, el director de macroeconomía y mercados de Caixabank Research resaltó la necesidad de mejorar el mercado laboral para impulsar un crecimiento inclusivo de toda la zona euro. Por otra parte, centrándose en España, a pesar de resaltar que por primera vez en las últimas décadas el país crecía a la vez que corregía desequilibrios financieros, enfatizó en desarrollar medidas para mejorar la competitividad y la productividad y seguir trabajando para reducir la deuda pública y la deuda externa.

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí. Si continúas navegando estás aceptándola.  
Política de cookies +