Publicaciones en Amics del País

El rol de la sociedad civil en una sociedad en crisis

Conferencia de Mònica Terribas durante la entrega de premios de la SEBAP del año 2012

Conferencia pronunciada en el acto solemne de la entrega de los Premios Anuales de la SEBAP celebrado en el Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona, de Mònica Terribas, periodista, profesora titular de la Universidad Pompeu Fabra y editora del Diari ARA:

No estamos bien, pero estaremos bien. Este es un pensamiento simple que quiero expresar antes de iniciar este discurso de apertura de la sesión anual de entrega de los Diplomas y Premios otorgados en el concurso de este año. No estamos bien, pero estaremos bien. Este convencimiento es imprescindible para abordar las dificultades que tenemos como sociedad, y como sociedad que quiere construir un país mejor. No tendría sentido que pensáramos en dibujar un nuevo horizonte institucional para todos nosotros si no estuviéramos convencidos de que somos capaces de tejer los hilos de un vestido que nos haga salir a la calle del mundo con más fortaleza interna, más justicia social, y sobre todo, con una escala de valores inequívocamente comprometida con el espíritu constructivo del bien común. Pero ahora no estamos bien. ¿Por qué? Y sobre todo, ¿qué podemos hacer para revertir esta escalada de convencidos del desánimo, de la no reversibilidad de esta bola de nieve en la incertidumbre sobre nuestra capacidad de construir un entorno mejor?

Hace más de un año, en la sexta jornada de ESADE sobre los retos institucionales que tenemos que afrontar, el filósofo Daniel apuntaba que una de las razones de la incertidumbre radica en la existencia de sistemas laterales a nivel mundial en el que los Estados ya no están en disposición de tomar decisiones. Decía Innerarity que los estados dependen del saber compartido, de la capacidad de decisión compartida, los recursos financieros compartidos... y que esta necesidad de aplicar el saber compartido no se ha asumido como una de las grandes limitaciones de la política y de los gobiernos. Por lo tanto, primer problema: asumir la limitación de la capacidad de decisión y asumir la intensa interdependencia que gobierna todos los asuntos públicos. Y él ofrecía entonces una solución que creo que es muy oportuna de mencionar en este momento: necesitamos más cooperación y menos competencia. Y concretaba -y en este punto me parece especialmente lúcid- que el poder político en su sentido clásico ha desaparecido, porque la política tiene que compartir el conocimiento y las decisiones con todos los substitemes sociales, complejas, que no son únicamente el financiero, sino los que acaban tejiendo en una sociedad civil interconectada, organizada o espontáneamente activa, que la política debe conseguir observar y hacer compatible con su actividad y su toma de decisiones. Más cooperación y menos competencia.

[Para leer íntegramente la conferencia, descargue el archivo PDF / en catalán]

Descárgalo
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí. Si continúas navegando estás aceptándola.  
Política de cookies +