Publicaciones en Amics del País

El futuro de las condiciones financieras: ¿cambio de paradigma?

#DebateAmicsPaís con CaixaBank Research

El pasado jueves 14 de febrero, CaixaBank Research presentó el dossier del último Informe Mensual titulado 'El futuro de las condiciones financieras: cambio de paradigma?' en el marco de los #DebatAmicsPaís. Participaron Oriol Aspachs, director de Macroeconomía y Mercados de CaixaBank Research; Javier García-Arenas, economista senior de la entidad financiera; Oriol Carreras, economista; y fue moderado por Martí Parellada, presidente de la comisión de Economía de Amics del País y director de proyectos de la Fundación CYD. El acto es el segundo de un ciclo fruto del acuerdo entre las dos entidades, con la voluntad de generar y difundir conocimiento económico entorno a los retos de presente y futuro de nuestra sociedad.

Estamos inmersos en una nueva era, la de los tipos de interés bajos, consecuencia sobretodo de 'la transformación económica y social profunda ligada al envejecimiento de la población y al cambio tecnológico, dos factores que han presionado al alza el ahorro y han disminuido la propensión a la inversión', afirmó Oriol Carreras. Debido al fuerte endeudamiento público de las economías desarrolladas y las grandes demandas de democratización de las instituciones, puede que en esta nueva era tengamos que 'volver a defender la independencia de los bancos centrales', que ha permitido una de las etapas de mayor estabilidad y progreso económico, sentenció Oriol Aspachs.

En el contexto actual -de tipos de interés bajos, baja inflación y crecimiento económico-, hay que esperar menos margen de la política monetaria cuando la economía empiece a desacelerarse. En este sentido, Javier García-Arenas apuntó algunas alternativas que pueden implementar los bancos centrales. La primera es mantener el tipo de interés como herramienta principal y redefinir el objetivo de inflación. Sin embargo, esta opción puede generar pérdida de credibilidad del banco central si el objetivo no se puede alcanzar finalmente, como ocurrió en Japón. La segunda alternativa es la que se ha aplicado desde después de la crisis financiera de 2008, que consta en mantener los objetivos actuales e incorporar medidas no convencionales (comunicación y políticas de balance, como las compras de activos), que tampoco son exentas de límites, como los desequilibrios financieros que se pueden derivar y la credibilidad de los inversores. Llegados a este punto, Javier García-Arenas lanzó al aire el debate existente: ¿la estabilidad financiera debería ser un objetivo en sí mismo de los bancos centrales?

En el turno de preguntas, se cuestionó la sostenibilidad de los tipos de interés bajos para la economía, en un contexto de baja productividad y elevado endeudamiento público. 'Es cierto que en época de recesión hay peligro de que suba la prima de riesgo', afirmó Oriol Aspachs, pero hay que resaltar que el escenario central en los países desarrollados no es alarmante, con un 'desapalancamiento corporativo y una deuda pública mínimamente razonable'.

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí. Si continúas navegando estás aceptándola.  
Política de cookies +