Publicacions d'Amics del País

URGE UNA PUESTA A PUNTO

En esta época de elecciones en Cataluña, y ante la acumulación de ciertas frustraciones a nivel local y estatal, propongo abrir un debate: hemos de refundar a nuestros representantes a todos los niveles. Si no, iremos de mal en peor - con o sin crisis, con o sin sociedad del conocimiento.

En esta época de elecciones en Cataluña, y ante la acumulación de ciertas frustraciones a nivel local y estatal, propongo abrir un debate: hemos de refundar a nuestros representantes a todos los niveles. Si no, iremos de mal en peor - con o sin crisis, con o sin sociedad del conocimiento.

No sirve de nada promocionar la sociedad del conocimiento desde la sociedad civil, como hacemos en este foro, si nuestros representantes son incapaces de dirigir nuestro destino.

Nuestro país se ha desarrollado mucho estas últimas décadas. Pero ya terminó la financiación a fondo perdido de la UE. Y los mercados financieros, los que financian nuestras deudas públicas y privadas, desconfían de nuestra capacidad de hacer frente a las mismas. Ello se debe a su percepción de nuestra incapacidad de generar crecimiento en nuestra economía. Y para generar las condiciones de este crecimiento necesitamos representantes eficaces y éticos.

Propongo que entre todos desarrollemos un estado de opinión para que:

-La representación empresarial sea efectiva

Es inadmisible e incomprensible en mi opinión el espectáculo reciente ofrecido por la presidencia de la CEOE. Con este tipo de actuaciones se pierde toda la credibilidad ante la sociedad, y, por ende, la capacidad de influir adecuadamente en los cambios económicos y sociales necesarios.

-La representación política sea efectiva

o Los partidos sean cercanos y respondan a la ciudadanía: listas abiertas.

Al haberse consolidado la democracia, opino que ya no nos sirve el modelo de listas cerradas. Los partidos se han convertido en estructuras cerradas que con demasiada frecuencia pierden de vista las inquietudes y aspiraciones reales del ciudadano.

o Los partidos sean creíbles: transparencia de financiación.

Nunca más hemos de aceptar la vergüenza ajena de casos como el Palau, Santa Coloma, Valencia, Marbella, Baleares etc.: es decir prácticamente en toda la nación hay políticos inmersos en trapicheos de comisiones ilegales y financiaciones opacas. Opino que hemos de exigir el mismo cumplimiento de transparencia fiscal a los partidos que se nos exige a ciudadanos y empresas, sin excepciones.

o Los partidos sean responsables: aporten programas y propuestas constructivas, realistas e ilusionantes.

Un ejemplo lacerante reciente ha sido ver cómo usan su financiación (es decir la nuestra) en desarrollar campañas con mensajes pueriles o insultantes. Nunca más deberíamos tener que soportar videos de tipo erótico o de juegos destructivos. Si la falta de transparencia lleva al delito, la falta de responsabilidad lleva a la imbecilidad. Opino que no estamos para historias, con o sin crisis.

La sociedad del conocimiento ha contribuido a la globalización de las economías y del saber. Internet ha superado las geografías: no hay distancias. Hemos de competir a nivel global, se trata de una gran oportunidad: aprovechémosla. Y también es un gran reto: si no reaccionamos, los demás tomarán las riendas de nuestros destinos. Así que afrontemos estos cambios de la mano de representantes eficaces y éticos.

Y como colofón, como primera prioridad, hemos de acometer una reforma en profundidad de la educación. Todos lo intuimos y todos lo sabemos. Los indicadores son implacables. Y ésta ha de ser la primera prioridad, a pesar de la penuria provocada por la crisis. La capacidad de acceso a la información, la capacidad de análisis, la actitud de superación, la actitud del esfuerzo y la pasión de construir un futuro mejor han de ser la guía de nuestra juventud. Para establecer las condiciones para ello, es crucial tener representantes eficaces y éticos.

Aquest web utilitza cookies, pots veure la nostra política de cookies, aquí. Si continues navegant estàs acceptant-la.  
Política de cookies +