Publicacions a la SEBAP

Economia i Empresa: Reflexions del moment

L'empresa és el subjecte econòmic de la nostra societat, crea valor econòmic que permet viure amb més qualitat al conjunt social. Però el concepte d'empresa ha evolucionat, i em permeto distingir 4 fases, les quals les posteriors no substitueixen sinó que s'afegeixen a les fases anteriors.

La empresa es el sujeto económico de nuestra sociedad, crea valor económico que permite vivir con mayor calidad al conjunto social. Pero el concepto de empresa ha evolucionado, y me permito distinguir 4 fases, en el que las fases posteriores no sustituyen sino que se añaden a las fases anteriores:

1- fase productiva

La empresa crea producto material o presta servicios por adición de valor, de forma que el output de la empresa tiene mayor valor que la suma de los inputs a la empresa, considerando todos los factores productivos.

El énfasis de la empresa se pone en la capacidad de producir o de servir eficientemente.

La empresa vale en relación a la cantidad de producto que produce o servicio que presta y en relación a la cantidad de valor añadido que genera.

2- fase comercial

L empresa crea o compra productos o servicios y puede o no añadir valor, pero se focaliza en el mercado y en la capacidad de encontrar nichos en los que puede vender a precio superior a su coste de compra.

El énfasis de la empresa se pone en la gestión del mercado y en la capacidad de vender los productos con margen suficiente.

La empresa vale en relación a su capacidad de mantenerse y crecer en el mercado.

3- fase mediática

La empresa produce productos o presta servicios “visibles”, en los que prima la imagen pública frente a la realidad.

Es más importante el “cuántos nos ve” que discriminar quien nos ve y valorar qué hacemos.

La empresa vale en relación a la cantidad de personas que la ven y a las expectativas de transformar la visibilidad en negocio.

4- fase financiera

La producción de productos o prestación de servicios es una pantalla para el crecimiento del valor de la empresa mediante estrategias de presentación de una imagen a espectadores privilegiados (auditores, analistas financieros, analistas de bolsa, …)

La toma de decisiones no se hace con criterios productivos ni comerciales ni mediáticos, sino con criterios financieros especulativos

Afortunadamente, la realidad se impone (a veces con crisis) y nunca las fases posteriores anulan las anteriores.

Una economía no se sustenta sin base. Un país sólido necesita empresas productivas y gestión de los mercados (interiores y exteriores). Las especulaciones (individuales) se pagan (socialmente). La crisis tecnológica del 2000 nos enseñó que la nueva economía (mediática) se redujo al final a economía productiva, y la del 2008 nos ha enseñado que la economía financiera y especulativa ni siquiera es economía (aunque puede hacer daño social).

La economía o es productiva o no será.

Aquest web utilitza cookies, pots veure la nostra política de cookies, aquí. Si continues navegant estàs acceptant-la.  
Política de cookies +